Capítulo XIX

Capítulo 19. Oh, here he comes.

Brat hizo su entrada triunfal en la provincia de Castellón a bordo de un Lockheed C–5 Galaxy, un avión de transporte militar. La expedición norteamericana había venido a la comunidad valenciana en busca de información para la obtención de la vacuna definitiva contra el virus zombi. Las investigaciones acerca del origen del virus se iniciaron en Langley, Virginia, en la sede central de la CIA. Allí se descubrió la identidad del paciente cero que inició la infección en el país.

Realmente los causantes fueron dos, Thomas y Derek, una pareja gay casi perfecta, de no ser porque ambos estaban casados con sus mujeres y tenían tres hijos cada uno. La pareja se encontraba en Valencia en viaje de placer, disfrutando la arquitectura postmodernista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Dado que el lugar siempre ha estado muy concurrido, sobretodo en épocas estivales, fue el catalizador perfecto para el virus. Un infectado de tercer grado desató el pánico en el lugar mordiendo a más de cincuenta personas, entre ellas, Derek. Debido al shock iniciaron inmediatamente el viaje de vuelta y a pocos kilómetros del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, Derek despertó. Mordió a más de diez personas en el avión, siendo su novio Thomas el primero de ellos.

Para los servicios de inteligencia americanos hackear los ordenadores de la policía española fue como piratear un ordenador Quique. En menos de cinco horas habían podido situar el inicio del brote en un laboratorio de Valencia. El equipo táctico de Brat fue el encargado de llevar a buen puerto dicha misión.

Y os preguntareis: ¿Si Brat va a Valencia qué coño hace en Castellón? Bueno, ante todo hay que recordar que estamos hablando de estadounidenses, por lo que hay que dar gracias de que fueran capaces de encontrar España en el mapa. El problema del transporte hasta el laboratorio era muy complicado. Lo fácil hubiera sido aterrizar el gigantesco avión en el aeropuerto de Valencia, pero por desgracia para los americanos este estaba saturado. La pista estaba llena de aviones que querían abandonar la ciudad, así como de un par de aeronaves accidententadas.

El siguiente aeropuerto que les salía en el mapa era el de Castellón. Viendo el panorama en el otro aeropuerto los americanos se temían encontrarse una escena similar en el siguiente destino, pero no fue así. Se sorprendieron gratamente al encontrar el aeropuerto totalmente vacío, y sin palomas. Pudieron aterrizar sin ningún problema en su generosa pista central, incluso pudieron esconder el avión en uno de los hangares.

–Vale, chicos, ya sabéis el plan. Tenemos que llegar a los laboratorios CHEVIRAL, en Valencia, y buscar pistas, datos, pruebas… todo lo que podáis encontrar y que nos ayude a encontrar una vacuna para el virus. –Brat se plantó delante del grupo de soldados y comenzó a separarlos en dos grupos llamándoles por su nombre–. …Y Kowalsky y McGregor en el equipo Alfa, conmigo. El equipo Bravo os quedareis aquí, junto al avión, esperando a que regresemos. No deberíamos tardar más de 48 horas. Mantendremos el contacto por radio. ¡Equipo Alfa, al Hummer!

Del gigantesco avión salió un casi más gigantesco vehículo todoterreno, un Humvee de color gris roca. En él subieron los seis miembros del equipo Alfa, y se largaron del lugar en dirección a la autovía.

– ¿Hacia dónde nos dirigimos, señor?

– Nos dirigimos hacia el norte, hacia Torreblanca.

–¿Torreblanca? ¿Qué coño hay en un pueblucho de mala muerte como ese?

–Putas Harry, putas. Y no pocas. En ese “pueblucho” es donde empieza la legendaria carretera del desierto.

–¿…?

–Joder Harry, cuando te metí en el grupo Alfa creía que conocías y compartías el gusto por las meretrices y las chicas de compañía. La carretera del desierto sale comentada en todas las guías de viaje y en todos los foros del tema. Contiene la mayor cantidad de puticlubs por kilómetro de carretera de España.

–¿Entonces…?

–Entonces, ya que va de paso para ir a Valencia, pasaremos por todos y cada uno de ellos y les haremos una visita. ¡Hay que disfrutar del turismo cuando se sale de casa, Harry! ¡Vamos a follar hasta que los cojones se nos queden secos como pasas!

dry_raisin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s