Descubren a un zombi en la casa de Gran Hermano tras dos meses de convivencia.

GH

El hallazgo se produjo ayer noche en la casa de Guadalix, y se saldó con la infección y posterior ejecución de una víctima inocente. Una vez detectado, el zombi fue reducido y eliminado sin mayor complicación.

Los habitantes de la casa no podían disimular la consternación y el shock que les producía la noticia de que Eduardo, que llevaba conviviendo con ellos más de dos meses, era en realidad un zombi devora-cerebros. Según nos cuentan sus ahora ex amigos, “Nunca habíamos tenido ningún problema con él, no discutía, no se peleaba, no roncaba… Edu era uno más.”

Los expertos de la policía, capitaneados por un experto en temática zombi llegado desde Orense, han analizado las cintas del programa y han sido capaces de arrojar algo de luz al perturbador suceso. En primer lugar, el nombre del zombi no era Edu sino Iván C.R., vecino de una localidad relativamente cercana. El error en el nombre se produjo una de las primeras noches, cuando Javier, el famoso concursante transexual, minusválido y con síndrome de Tourette se dirigió hacia Edu llamándolo: “¡Eh, tú!” Alguien que oyó la conversación creyó escuchar “¡Edu!”. A raíz de este incidente Ivan fue rebautizado como Edu por los habitantes de Guadalix.

En segundo lugar, los investigadores se extrañaron enormemente al comprobar que el zombi no había sentido necesidad de comer cerebros durante su estancia en la casa. Según Manel, el experto sobre zombis, esto podría ser debido a la baja densidad en materia gris de los concursantes del programa. De esta forma, gracias a su limitado nivel intelectual estos se habrían salvado de ser brutalmente devorados por el salvaje zombi.

Por desgracia para la víctima, una joven limpiadora valenciana de 39 años, tanto los zombis como los humanos de la casa generaron tal cantidad de basura y suciedad que la dirección del programa decidió enviar a una profesional de la limpieza para “encargarse de toda la mierda acumulada”, citando al director del programa, antes de que el problema se convirtiese en un delito contra la salud pública. Nada más entrar en la casa, la limpiadora fue atacada por Ivan hiriéndola de gravedad en el cuello y brazos. Los servicios de emergencia se desplazaron hasta el lugar de los hechos, pero nada pudo hacerse por salvar su vida.

Desde la dirección del programa se ha querido trasladar a los familiares de la víctima un más que sincero pésame y, a pesar de las críticas de distintos medios no afines a la política de la cadena, el programa continuará sin ningún tipo de retraso. Es más, el director del programa declaró: “No se descarta introducir algún que otro zombi más en las próximas semanas, dado que gracias al asesinato en directo de Carmeta, fuimos líderes de audiencia toda la noche del martes.”

Porque ya se sabe. En esto de la televisión, todo vale.

—-

No sé si hace falta decirlo, pero es broma.

comecocoz7

Anuncios